• (+34) 635-135-847 Eat. Vacuum Cooking. C/ Isidoro Antillón, 91 - 07008 Palma de Mallorca. Horario atención telefónica: de martes a viernes de 11:00 a 17:30
  • estiven.arraez@gmail.com

Coaching

Equipos felices: Formaciones para mejorar la funcionalidad personal y del equipo de trabajo:

Estiven Arráez León experto docente en cocina y Paqui Moya, técnica en recursos creativos unen sus fuerzas en un proyecto innovador para empresas. Proponemos una cocina y un espacio creativo para potenciar las habilidades y competencias personales consiguiendo la excelencia del equipo. Para nosotros la cocina es el espacio relacional, creativo y de resolución de conflictos de una familia. El equipo de trabajo, lo forman personas con las que compartimos horas y horas, surgen vínculos personales, ideas y dificultades. Potencia las habilidades de tu equipo y haz de ellos un gran equipo.

Además de todo ello hay que dejar patente que se considera que todo equipo de trabajo tiene que pasar por una serie de fases en su evolución. En concreto, aquellas serían las siguientes:

Formación. En esta primera etapa es cuando se conforma el citado grupo y en ella se pueden producir situaciones tales como la ansiedad, la desconfianza e incluso también la dependencia. En el lado positivo, estarían factores tales como la ilusión y las ganas de comprometerse con los objetivos de aquel y, por tanto, de la propia empresa.

Agitación. En este momento es cuando los integrantes del equipo empiezan a trabajar como tal y eso puede desembocar en que surjan determinados conflictos entre ellos por motivos de inseguridad e incluso de infravaloración.

Normalización. Esta fase podríamos decir que es aquella en la que los miembros del grupo ya se sienten parte de un todo, colaboran y se ayudan, han resuelto los conflictos que había entre todos ellos y eso se traduce en una mayor comodidad en el ámbito laboral.

Realización. Aquí es donde la armonía reina dentro del equipo y eso se traduce un rendimiento apropiado, eficaz y efectivo para poder conseguir los objetivos propuestos.

El buen funcionamiento de un equipo de trabajo depende de varios factores. Todos los empleados que forman parte del equipo deben trabajar para alcanzar el objetivo común. La solidaridad, por lo tanto, es imprescindible dentro del grupo. Esto supone que no hay lugar para el lucimiento personal o para la competencia interna que atente contra el objetivo de la organización.

El gerente o líder del equipo de trabajo, sin embargo, debe saber reconocer los méritos individuales de cada trabajador. De esta forma incentivará una sana competencia por destacarse, ya que todos los trabajadores querrán acceder a los premios que se entregan al buen rendimiento. La empresa por lo tanto, se beneficiará de esos esfuerzos individuales y el objetivo común podrá cumplirse con mayor facilidad.

Pero no sólo eso. La persona que esté al frente del citado equipo de trabajo es fundamental además que sepa motivar a sus miembros, que sepa dirigirles y que tenga los conocimientos sobre cómo sacar  las mejores cualidades y habilidades de cada uno. De esta manera, será como cada uno de los empleados saque a flote su potencial y así los resultados y objetivos comunes se consigan de la mejor manera posible.

Mediante 4 sesiones de trabajo en equipo junto a Paqui Moya Quetglas y Estiven Arráez León conseguiremos nuestro objetivo Equipos felices!!!